martes, 7 de diciembre de 2010

CONSEJOS E IDEAS- Ropa interior a prueba de todo control

Supongo que ya están todos al tanto de las nuevas medidas de seguridad y de lucha contra el terrorismo tomadas en los principales aeropuertos norteamericanos… ¿no?

Me refiero a los 300 nuevos escáneres láser que son utilizados para controlar pasajeros escogidos al azar y que deben someterse a su análisis. Aunque esta maquinaria revolucionaria no transmite la imagen nítida de la persona, franquea la capa vestimentaria y expone en los ordenadores la más intima desnudez del pasajero. Y sí, cualquiera puede ser controlado por las autoridades con estos escáneres. Por cuestiones de seguridad y de bien común, los controles aeroportuarios no quieren que se les escape ningún detalle, aun debajo de la ropa.

Ante el carácter excesivamente intrusivo de estas medidas, estalló una gran polémica dentro y fuera del país. Y es que se trate de seguridad o no, muchos opinan que esto representa un atropello más en la vida privada y en el más elemental resguardo de dignidad humana.

En fin, aquí no vamos a debatir sobre el tema, sino que queremos aportar una de las primeras soluciones que han surgido para protegerse contra los rayos de radiación de este escáner demasiado preciso.

Aquí tienen lo que nos propone el norteamericano Jeff Buske, propietario de la marca Rocky Flats Gear, con su línea de ropa interior bastante peculiar. Sin lugar a duda, se trata de una innovación atrevida y que tendrá mucho éxito. Estas prendas permiten resguardar las partes intimas de los viajeros en los controles aeroportuarios. La ropa interior no deja traspasar los rayos de radiación de los escáneres. Todo eso, gracias a un parche que envuelve la ropa y que contiene un polvo magnético mezclado con tungsteno y otras materias minerales. Esta capa de polvo es lo suficientemente fina como para que nos sintamos cómodos y protegidos de las miradas indiscretas de los agentes de seguridad.

Los diseños son al igual que el concepto, originales y atrevidos. Los estampados hacen una divertida alusión a los tiempos de Adán y Eva, la mujer y el hombre cubriéndose sus miembros con las hojas de la naturaleza y sus propias manos. Con este producto, la firma Rocky Flats Gear, aspira a devolver la dignidad a los viajeros y a dar un toque de diversión en las interminables colas de control de los aeropuertos.

En Estados Unidos, ya son 70 aeropuertos que cuentan con este dispositivo y para el 2011, se prevé la instalación de unas 400 máquinas de control corporal. Así que si no tienes alma de exhibicionista, ya sabes a quien tienes que acudir.

2 comentarios:

  1. siii, jajaja me encanta. Es una buena idea para un regalo de Navidad original!

    ResponderEliminar